¿Cómo traducir un expediente académico de forma correcta?

Comparte la noticia:

Cada día son más los estudiantes universitarios que deciden salir a estudiar o trabajar en el extranjero y necesitan ir con su expediente académico debajo del brazo. Este expediente consiste en un documento muy completo con las asignaturas, materias, programas de clases y las evaluaciones obtenidas durante el periodo académico.

Es aquí donde entran en juego las traducciones juradas, como puedes ver en este enlace, para dotar de validez a toda esa importante documentación traduciéndola oficialmente al idioma que se necesite en cada caso. Este proceso sirve de plataforma de impulso a nuevas oportunidades laborales y formativas.

Normalmente, los trabajos más solicitados son la traducción jurada del título universitario o diploma de formación, de acreditaciones académicas y profesionales, del expediente académico y del certificado de antecedentes penales.

Es un aspecto imprescindible, tanto en el ámbito universitario, como para lograr un puesto de trabajo con formación específica. Además es obligatorio para acceder a una universidad extranjera, y muy efectivo a la hora de realizar entrevistas.

Elementos a tener en cuenta para la traducción jurada

Nombre de las asignaturas

Es un detalle complejo debido a que no existe un modelo general, sino que cada país e incluso cada universidad establecen su propio criterio. El traductor deberá ejecutar la acción con la máxima profesionalidad y de la manera más fiel al original.

Calificaciones

El sistema de calificaciones entre el emisor y el receptor no suele ser igual. Esta equivalencia no es labor del traductor ya que no tiene autorización para homologar la titulación. Sin embargo acompañar la traducción con una explicación del sistema de calificación suele servir de ayuda en muchos casos.

Códigos de las asignaturas

Las asignaturas suelen aparecer acompañadas de códigos con letras y números. Esta información no se puede traducir, pero es efectivo reflejar todos los datos del documento original para eliminar posibles inconvenientes generados por una mala contextualización. Es una herramienta eficaz para investigar sobre las asignaturas en la web representativa de la universidad.

Hay que añadir que las traducciones juradas tienen validez oficial en España, por lo que no será necesaria su legalización para uso en territorio nacional. En cambio para su utilización en el extranjero habitualmente será necesario tramitar el proceso de legalización, aunque no siempre, ya que depende de los requisitos particulares del organismo receptor. Lo más aconsejable es informarse adecuadamente de todos los requisitos necesarios en cada caso para evitar confusiones.

Otra posibilidad es que necesites la traducción jurada de documentación una vez ya instalado en el lugar de destino. En este caso no hay por qué alarmarse, aunque parezca una tarea difícil hacerlo desde el extranjero, no es el caso. La vía que se suele utilizar es recibir una traducción jurada escaneada para su uso provisional mientras se recibe la traducción original por correo postal. Combatimos así los largos periodos de espera y los altos costes de la mensajería urgente.

En resumen, no es ningún enigma efectuar la traducción jurada del expediente académico, por lo que no debemos tener ningún reparo en conseguirlo y beneficiarnos de todas las ventajas que nos proporciona.