Consejos para el cuidado de la piel de tu bebé

La piel de los recién nacidos y los bebés requiere unos cuidados muy especiales. Debido a que es muy delicada es importante prestar mucha atención a la hora de cambiar los pañales, durante el baño, etc. Es por ello que se tienen que usar productos específicos, que protejan de las agresiones externas hasta que el organismo aprenda a hacerlo por sí mismo.

Jabones y cremas

El uso de productos de baño es probablemente el que necesita de una mayor precaución. En el mercado existen muchos geles y cremas que aseguran tener un ph neutro. Sin embargo no basta simplemente con mirar este factor, sino que hay que seleccionar productos suaves, que no contengan muchos perfumes ni produzcan gran espuma, ya que esta se lleva la capa de grasa natural que produce la piel del bebé y que es de importancia para protegerlo.

A la hora del baño, que debe ser diario, los jabones neutros resecan la piel. También sucede lo mismo con otros geles, como los de avena o camomila, que tienen que evitarse. Las esponjas tampoco son adecuadas para el baño, sino que es mejor usar solo las manos con un poco de jabón. La  temperatura del agua no debe ser ni muy caliente ni demasiado templada. Para ello lo mejor es utilizar un termómetro, aunque en caso de no tener uno se puede meter el codo o la muñeca para comprobar que todo está como debería.

Una vez salido del baño, se aplica una crema hidratante que no contenga demasiados compuestos químicos. En zonas del cuerpo en las que se note una cierta descamación o que la piel está muy seca se puede aplicar un poco más a lo largo del día.

Los polvos de talco, que tantos años se han estado usando, al igual que algunos tipos de aceite tampoco son adecuados. Alteran el ph natural, pudiendo llegar a causar irritación y otros problemas. Lo que es muy utilizado también para bebés son los aceites naturales para su piel. En este artículo podéis ver las ventajas de los aceites nutritivos para la piel de tu bebé o para la tuya.

Al cambiar los pañales, basta con utilizar agua y un poco de algodón. El nuevo pañal se coloca solo cuando nos hayamos asegurado de que la piel está completamente seca. También es importante que el pañal sea de su talla, ni demasiado grande ni muy ajustado.

La ropita del bebé

A la hora de vestir, lo mejor es utilizar prendas de algodón, sobre todo orgánico. En cuanto a cómo abrigarlos, los bebés tienen el mismo frío o calor que un adulto, de modo que no es positivo ponerle muchas capas de ropa pensando que así se abriga mejor. De hecho, este extremo solo lo hace sudar y favorece que en la piel se formen salpullidos y zonas irritadas.

Las prendas deben lavarse en la medida de lo posible con una pastilla de jabón natural. El detergente, la lejía o los suavizantes contienen elementos que se quedan en la ropa y pueden llegar a causar alergias y hasta intoxicaciones.

Con estos consejos tan sencillos y de sentido común, la piel de tu bebé estará protegida y suave, lista para recibir tus caricias.

The following two tabs change content below.

C R O Z

Revista on-line donde los temas más importante a tratar son: deportes, tecnología, política y motor. Bienvenido a nuestro hogar croz.fm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *