metodos-estudio

Cómo estudiar de una forma eficiente

Estudiar es una disciplina que se alimenta a través de hábitos que se convierten en tu segunda naturaleza. Por esta razón, uno de los consejos más recomendables es que organices tu agenda de estudio para tener un horario semanal concreto. Busca un lugar cómodo que inspira silencio y tranquilidad para concentrarte en tus tareas. Ten sobre la mesa del escritorio únicamente el material que necesitas en ese momento para trabajar y así evitas levantarte constantemente para tomar algo que habías olvidado. Apaga el teléfono móvil para evitar interrupciones.

Consejos para estudiar mejor

Para no fomentar el sedentarismo durante tu vida académica, al estar durante tantas horas sentado en clase, también es muy recomendable que practiques ejercicio físico para poner cuerpo y mente en forma. Del mismo modo, disfruta de una dieta sana y equilibrada priorizando en tus menús el consumo de frutas y verduras de temporada.

Existen distintos métodos  de estudio que gozan de gran éxito actualmente por sus buenos resultados pedagógicos. Aprender con luz: fosfenos es una técnica creada por el doctor Lefebure que vincula la influencia de la luz en los procesos de aprendizaje del alumno.
En estaciones concretas en las que el número de horas de luz solar es menor, esta falta de luz natural también influye de forma directa en el estado de ánimo del alumno.

Por esta razón, esta técnica de estudio pone su atención en cómo graduando la luz durante el tiempo de estudio, mejoran los rendimientos académicos. Tu cerebro realiza una asociación directa entre la luz y la actividad. Y también, entre oscuridad y descanso. Por esta razón, la luz natural crea una disposición hacia la atención y la concentración.

Este método pedagógico concluye que por competente que sea un profesor, ningún refuerzo pedagógico es realmente eficaz si el alumno no estudia en unas condiciones de iluminación que sean lo más parecidas posibles a la luz natural ya que esta es una necesidad fisiológica.

Una de las conclusiones de esta técnica de estudio es que cuando se conecta un pensamiento con el fosfoseno, esta luz deriva en una energía mental creativa ya que esta estimulación externa produce una iluminación interior por medio del nervio óptico. El éxito de este método de estudio es tal que muchos colegios están iluminando las aulas siguiendo el criterio de este sistema para acondicionar los lugares de estudio.

Trastorno afectivo estacional

Como sabes, la influencia de la luz natural es tal que incluso en los países nórdicos se produce el fenómeno del trastorno afectivo estacional que hace referencia a cómo influye la ausencia de luz solar en el estado de ánimo causando pereza, apatía, pensamiento negativo, desmotivación y baja vitalidad.

Factores que también pueden contextualizarse en el ámbito académico. Por esta razón, la terapia de la luz es mucho más que una técnica de estudio, también es un estímulo para incentivar tu actitud proactiva en la planificación de las tareas y la consecución de tus objetivos personales. Consigue tu lámpara fosfénica para estudiar en casa y disfrutar de los beneficios de la luminoterapia: reduce el estrés y mejora la autoconfianza.

The following two tabs change content below.

C R O Z

Revista on-line donde los temas más importante a tratar son: deportes, tecnología, política y motor. Bienvenido a nuestro hogar croz.fm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *