¿Por qué las piscinas prefabricadas están en auge en 2018?

Comparte la noticia:

El verano se acerca a gran velocidad y, con él, vendrán las altas temperaturas. Seguro que ya estas deseando darte más de un chapuzón y qué mejor lugar que una piscina, si el mar está lejos. Por suerte, este año, las piscinas prefabricadas vienen pisando fuerte y no pocos se dejan seducir por ellas. ¿Se tratará de la bonanza económica o, más bien, de las pocas ganas de moverse de casa? Sigue leyendo y descúbrelo en esta entrada.

Instalación y mantenimiento

En el mundo de hoy, las cosas parece que deben ser rápidas y sencillas. Las piscinas de poliéster suelen ser rápidas de instalar, no requieren grandes obras y resultan prácticas, debido a que son prefabricadas. En tres o cuatro días de trabajo, puedes estar disfrutando de un buen chapuzón o una clásica barbacoa a su lado. Además, las obras no son muy extensas, por lo que podrás olvidarte de la suciedad y las molestias que, normalmente, vienen aparejadas.

Tampoco requieren un gran mantenimiento, ya que lo más importante es centrarse en el estado del agua. Su depuración y saneamiento no solo son claves para disfrutar de un buen baño, sino que también alargarán la vida útil de la piscina, además de no enturbiar su aspecto. También son económicas, al no necesitarse productos especiales para realizar su mantenimiento.

Múltiples diseños

Si las facilidades de mantenimiento y limpieza no son las razones del auge de estas piscinas, puede que lo sea su variedad de formas. Si eres fan de los diseños intrincados, puedes encontrar el tuyo con piscinas con distintos niveles o formas complicadas llenas de recodos. Pero también aquellos que gusten del diseño clásico, con un simple y encantador rectángulo azul, encontrarán su hueco.

Quizás no superen, en opciones de personalización, a una piscina de obra; pero, como reza el dicho: dale tiempo al tiempo.

Precios más asequibles

Sin duda, este será uno de los grandes motivos del auge de las piscinas prefabricadas o de poliéster. Puede que tengas asociada, sea por el motivo que sea, la imagen de una persona adinerada junto a su mansión y piscina. Hoy en día, las cosas han cambiado enormemente.

Instalar una de estas piscinas es entre un 10 y 20 % más barato que montar las que requieren obra. Dadas las opciones de diseño antes mencionadas, los precios pueden oscilar en una horquilla en la que las personas de carteras no muy adineradas pueden hacerse con una. Además, los materiales disponibles te permiten optar por tener una piscina a largo o corto plazo, en función de tus intereses, lo cual añade más opciones a la hora de plantearte adquirir una.

En conclusión

Las piscinas prefabricadas se están abriendo paso en los hogares de media España, pues el amplio catálogo de diseños y las facilidades que te ofrecen las convierten en unas serias competidoras de las de obra. Estas características, junto a unos precios que pueden ajustarse a muchos presupuestos, las convierten en unas grandes opciones para disfrutar del verano, en toda su plenitud y con un buen baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *