Todo sobre salud y alimentación equilibrada

Una dieta diaria equilibrada puede convertirse en tu principal fuente de salud. La elección de qué alimentos incorporar y cuáles evitar o consumir con menos frecuencia es, por lo tanto, muy importante. Saber cómo combinarlos también resulta fundamental. En este artículo, algunos consejos a la hora de tomar la decisión de qué comer y de qué prescindir.

El “to be or not to be” de la alimentación sana

Mucho se habla sobre comida saludable, pero poco se sabe. Por ello, el asesoramiento de un experto como los de www.manipulador-de-alimentos.es puede venir de maravillas a la hora de cocinar u ordenar un plato en un restaurante.

A esta altura, te preguntarás: ¿a qué se dedica una persona que trabaja como manipulador de alimentos? Por estar capacitada sobre el contacto directo con los alimentos durante su proceso de elaboración, almacenamiento, cocción, etcétera, se desempeña en casas de comida o fábricas de alimentos envasados, por ejemplo, recomendando la mejor manera de manipular los alimentos (lavarlos, transportarlos, combinarlos y más).

Si de alimentación equilibrada se trata, un manipulador de alimentos también puede aconsejarte sobre qué productos elegir y cuáles eludir a la hora de comer.

A continuación, los diez mandamientos a tener en cuenta

1. Una dieta equilibrada contiene cantidad y calidad de nutrientes suficientes para cubrir la demanda energética de determinado organismo, de acuerdo a su sexo, edad y ejercicio físico diario.

2. Una alimentación sana incluye “de todo un poco”. Un plato colorido resulta una buena señal: marca que estamos frente a un plato saludable.

3. Lo que no puede faltar: frutas (tres al día), verduras (dos porciones diarias, crudas o cocidas), cereales y lácteos.

4. Lo que conviene evitar y consumir solo una o dos veces a la semana: azúcares, bollería, “chuches” y snacks. Contienen alto contenido de sal o azúcar.

5. El desayuno es el pilar del futuro día. Procura dedicarle el tiempo necesario. Debería incluir: cereales, lácteos y frutas.

6. Una buena hidratación es el complemento ideal de toda dieta. Bebe al menos dos litros diarios de agua (no en forma de bebidas de cola ni infusiones, sino agua sola). Contribuye a una buena digestión y a una mejor absorción de los nutrientes contenidos en los alimentos.

7. Evita combinar proteínas con cereales o proteínas con carbohidratos. Ejemplos: pollo con arroz o costilla de cerdo con pastas. Resultan malas elecciones. En cambio, proteínas con verduras cocidas o crudas (un filete de pescado con ensalada) es una excelente decisión a la hora de comer.

8. El consumo de alcohol debe ser medido. Aporta demasiadas calorías. Déjalo para el sábado y el domingo, no mucho más.

9. Intenta no pasar demasiadas horas con el estómago vacío. Comer poco, unas seis veces al día, resulta ideal: desayuno, media mañana, almuerzo, media tarde, cena y antes de ir a dormir.

10. “Comida rápida” (fast food): conviene consumirla una sola vez a la semana, los fines de semana, tras haber mantenido, de lunes a viernes, una dieta saludable.

Con esta información, ya estás listo para tomar buenas decisiones alimentarias, y comer sano. ¡A por ello!

The following two tabs change content below.

C R O Z

Revista on-line donde los temas más importante a tratar son: deportes, tecnología, política y motor. Bienvenido a nuestro hogar croz.fm.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *